Tirandillo…

Hay días que son muy buenos, buenos, días menos buenos, días normales, días tirandillo, días malos, días bastante malos, y días muy malos. Luego, creo que hay otra serie de días, que son extremadamente malos, pero que no hay que abusar de ellos porque solo deberían corresponderse a situaciones muy especiales, igual que los extremadamente buenísimos.

Luego, aparte de la sensación de cuando te pilla el toro, está esa otra de cuando te autoconvences de que si no haces algo no pasa nada, pero una vez que no hecho te arrepientes, incluso piensas que quizá esa chorrada pueda cambiar el curso de un montón de cosas. Y llega el run run interno de la culpa, porque sabes que dependía exclusivamente de tí.

¿En que clase de día meto ese sentimiento?

Tirandillo, probablemente.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s